• /
  • Registrate

register now

Home / Blog / Curso de Carpintería 7ª entrega

Curso de Carpintería 7ª entrega

De nueve saludos cordiales.

Hoy continuaremos hablando de las herramientas. Y con estos apuntes sobre las más comunes, finalizaremos este capítulo. Y pasar al desarrollo de otras cuestiones.

EL GUILLAME: es una herramienta de similares características al cepillo que ya explicamos, pero con dimensiones diferentes, es decir es más alto y más delgado y se emplea fundamentalmente, para hacer rebajos en los laterales de las piezas a trabajar con el fin que consideremos.

LA GARLOPA: herramienta  emparentada también con el cepillo, pero de muchas más dimensiones sobre todo en el largo ya que sus medidas están entre los 60 y los 80 cm. Se emplea fundamentalmente para rectificar maderas, consiguiendo superficies planas y rectas. Muy común en la rectificación de los cantos de las tablas, cuando se quieren empalmar y conseguir un tablero de grandes dimensiones.

LA LIMA: herramienta compuesta de una parte metálica (acero) y un mango para su agarre. Y sirve para alisar las marcas de las sierra. Puede ser de diferentes formas.

LA ESCOFINA: muy similar a la lima, pero en la parte metálica rascante tiene pequeños salientes cortantes, encargados de desbastar alisando las marcas en la madera de forma más rápida, Sin embargo su acabado no es de buena calidad. Con lo que se recomienda pasar después la lima, para perfeccionar el trabajo.

Por ultimo hablemos de LA LIJA: la incluimos dentro de las herramientas porque su papel es fundamental en el acabado de superficies. Hasta el punto de que con la evolución de la forma de trabajar, es lo único que no ha sufrido transformación. Si bien antes se aplicaba a mano y ahora se hace a máquina.

Podemos decir que la lija es un material de partículas muy pequeñas (un determinado número de ellas por cm/2) que es la cantidad que determina su número. Es decir cuanto más pequeño es el grano más caben en un cm/2 y por tanto su número reconocido internacionalmente anteponiéndole una  “P” nos dice si queremos una lija más o menos fina. Ejemplo; una lija del grano P60 será más (gorda) que una del grano P100.

Es un material de muy pequeñas partículas adherido a un soporte de tela o papel y que fundamental es de dos clases. OXIDO DE ALUMINIO  O CARBURO DE SILICIO. Para un mejor acabado el primero, pero menor aguante que el segundo. Se nos presenta en forma de PLIEGO, ROLLO, CIRCULO Y BANDAS.

Debo indicaros, corrigiéndome a mí mismo, que recientemente, se está desarrollando un producto, a base de fibra de vidrio, que seguramente sustituya a las lijas tradicionales, en un futuro muy cercano.

Nada más por hoy, hasta la próxima.